Cargando...

La Ley de la Repulsión: La Razón por la que la Ley de Atracción NO te Funciona

Si alguna vez te has preguntado por qué no te funciona la Ley de Atracción (El Secreto) como te gustaría o incluso notas que en ocasiones atraes lo contrario a lo que quieres, seguramente estás dando más fuerza (sin saberlo) a la Ley de la Repulsión. ¿Quieres saber qué es esta Ley? cómo potenciar la Ley de Atracción y conocer la relación de estas 2 leyes? ¡Bienvenido al artículo donde conocerás todas estas claves para dominar la Ley de Atracción!

En el universo, todas las fuerzas o leyes existen debido a que a su misma vez, existe una fuerza contraria. La Ley de la Atracción no es la excepción. En el momento en que tú deseas manifestar algo con esta Ley, inmediatamente empieza a trabar, no sin antes traer consigo su fuerza contraria. La Ley de la Repulsión, la cuál se encarga, no sólo de alejar de tu vida lo que quieres sino atraer a ti lo contrario, así es, lo que no quieres.

¡A ver Ányelo! ¿Cómo es eso? ¿Son dos leyes «enemigas» actuando al mismo tiempo a favor y en contra de mí?

De alguna manera, así es. Con lo relacionado a la Ley de la Atracción, siempre se nos dice que debemos mantener un pensamiento positivo y queda entendido casi de una forma «obvia» que no es correcto pensar en el opuesto y esto debido a que como lo semejante atrae a lo semejante, si se piensa en lo negativo se atraerá a lo negativo y esto es justo lo que no queremos.

Pero la historia nos ha enseñado que cuando se etiqueta a algo de incorrecto o que no debe hacerse, genera un interés enorme e incluso una mayor propensión a hacerlo.

Vamos a recordar algunos ejemplos de la historia del mundo.

  • La Iglesia tomó una postura radical con relación a la visualización de la forma de la Tierra, en vez de lograr la aceptación general que buscaba despertó curiosidad por los textos que señalaban una postura opuesta.
  • Lo mismo ocurrió con Galileo Galilei y la astronomía.
  • En el texto bíblico del Génesis, con la prohibición del consumo del fruto del árbol, fue lo que hizo a éste, ser más atractivo para probarlo.
  • Durante la Ley seca en Chicago en la segunda década del siglo XX, la prohibición de esta bebida originó un comercio clandestino que inspiró bandas de alto poder para dañar e influir en la sociedad, pero al mismo tiempo generó tal interés por el consumo del alcohol que, una vez abolida dicha ley, ese mercado mostraba un crecimiento extraordinario e hizo a esa industria más rentable.

Parece ser algo casi fijo que «cuando algo se prohíbe es cuanto más interés genera y por ende más esfuerzo se dedica a obtenerlo ya sea consciente o inconscientemente»; esta es una de las verdades que sustentan la propuesta de ésta Ley de la Repulsión.



Por ejemplo, si una persona desea profundamente poseer un Lamborghini, y en su pensamiento puede visualizarse comprándola e incluso manejándola, que es de lo que trata de Visualización, pero al hacerlo, inmediatamente van a aparecer interrogantes contrarias a lo que estás imaginando, tales como: ¿Tienes el dinero suficiente para comprar y mantener un Lamborghini? ¿Podrías pagar el seguro? ¿Tienes espacio para guardarlo? ¿Qué hay de la inseguridad en las calles de la ciudad? Esto ocurre de manera automática sea inconsciente o inducida, de forma directa o indirecta.

¡No me jodas, Ányelo! O sea que ¿entre más Ley de Atracción aplico, más Ley de Repulsión también ejerzo?

¡A ver, tranquil@ jajaja! No necesariamente es así, de hecho vamos a ver cómo cuando usar la Ley de la Repulsión «en tu contra» (que no siempre es así), también la Ley de la Atracción se hace presente.

Para ver el ejemplo pero a la inversa y con el fin de que entiendas de que la Ley de Repulsión y Atracción trabajan simultáneamente siempre, veamos el ejemplo de si se espera ser despedido de una empresa o se sabe que se puede perder un contrato que se considera importante, inmediatamente aparecerán pensamientos o afirmaciones opuestos a él: «Todo pasa por algo«, «seguro no me conviene«, «Seguro viene algo mejor«, «Ahora tendré más tiempo para esas cosas que había abandonado por culpa de este trabajo que a la larga no me gusta tanto«.

A diferencia de lo que puede inspirar en algunas personas su nombre, Ley de la Repulsión facilita la obtención de estados deseados, pero no por el simple hecho de creer en ella, sino porque su efecto, inducido o inconsciente, una vez identificado, permite reconocer las debilidades que tienes, escenarios alternos o probables y así orientar los esfuerzos por transformarlas en fortalezas.

¿Cómo? Volvamos al ejemplo del Lamborghini. En él te mencioné algunos interrogantes que cuestionan el deseo de tenerla. Si nos enfocamos en la primera pregunta ¿Tienes el dinero suficiente para comprar y mantener un Lamborghini?, e imaginemos que en el momento la persona no tiene los medios para comprarla, se abren una serie de acciones le ayudarían a adquirirla más que simplemente el hecho de desearla, estas podrían ser: Reordenar sus ingresos e ingeniar nuevas formas de ahorro, Encontrar nuevas y mejores medios de incrementar su capacidad económica, Reorientar sus prioridades o crear nuevas. Incluso puede llegarse a concluir que las condiciones no están dadas y abandonar temporalmente la idea. Así que no tomes la Ley de la Repulsión como una enemiga, ya con esto, creo que tienes lo suficiente para aprender a manejarla a tu favor.



Lo que acabas de leer y todo lo que escuchaste en el video, seguro hicieron un complemento brutal para ayudarte a entender y a saber cómo utilizar AMBAS LEYES a tu favor. Si no has visto todavía el video haz clic AQUÍ para ir directamente y que termines de entender este tema tan apasionante.

Familia, gracias por leer y nos vemos y nos leemos entonces en el siguiente artículo.

Bye bye family.