Cargando...

Sin REGGAETÓN no hay Latin GRAMMY / La VERDAD que NADIE dice!

Familia, hace algunos días se anunciaron los artistas nominados en los Premios Latin Grammy 2019 y este hecho se volvió tendencia pero no por lo obvio que uno esperaría, sino por la indignación de prácticamente todo el género del Reggaetón pero ¿qué causó esta ola de quejas y reclamos a la Academia de la Música Latina?

Aunque voy a comentarles la razón de la indignación de los Reggaetoneros, no será nuestro punto central sino ver cuáles podrían ser las consecuencias de que esto suceda, el por qué se dio, y lo más importante y por lo cuál tengo este artículo en el blog (que bien saben que acá tomamos cualquier tema y le sacamos alguna enseñanza para nuestras vidas) es porque hay algo qué aprender de todo esto que seguro nos va a dejar la mente algo más enriquecida de un tema tan “banal” como estos.

Sin REGGAETÓN no hay Latin GRAMMY | La VERDAD que NADIE dice! / Λnyelo Style

Vamos a ver resumidamente lo que sucedió… Los Reggaetoneros más importantes del mundo se pronunciaron en contra de las nominaciones que más allá de ser muy pocas (según ellos, a pesar de que en los nominados aparecen artistas como Greeicy, Chiquibtown, Manuel Turizo, J Balvin, Lalo Ebratt, Yatra, Feid, Camilo Echeverry, Pedro Capó, Farruko, Bad Bunny, Daddy Yankee, Sech, De la Guetto, Anitta, Ozuna), fueron hechas bajo la categoría de Género Urbano, hecho el cuál causó dicha indignación pero ¿por qué?

¿Cuál es la diferencia entre Reggaetón y Género Urbano?

Algo que se debe tener en cuenta para entender esta diferencia es que el Urbano es una categoría como tal, NO un género musical. En la categoría del urbano entran géneros como el R&B, el Hip-Hop, el Rap, el Trap, etc, ya que los mismos vienen (como la palabra bien lo dice) de las urbes, de las calles, de unas culturas muy específicas.

Lo que causó la molestia de los cantantes de Reggaetón contra los Premios Grammy 2019, fueron básicamente 3 elementos:

  1. Siendo el género que actualmente está moviendo más masas en todo el planeta, la Academia de la Música Latina no instauró oficialmente una categoría de Reggaetón, sino que todo lo que suene medianamente como este género entró de una forma súper generalizada bajo el nombre de Música Urbana.
  2. En las las canciones nominadas en la categoría Urbana, entraron artistas que no pertenecen a esta categoría ni al género del Reggaetón, o sea, son cantantes de otros géneros que hicieron alguna que otra canción con ritmos típicos del Reggaetón, con el fin de venderse más fácil comercialmente (algo que no está mal, pero esto no los hace artistas de Reggaetón y mucho menos de la categoría Urbana como tal), acto mismo que le está quitando el lugar a artistas que REALMENTE hagan parte de los géneros urbanos y del Reggaetón mismo.
  3. Que hayan habido “tan pocas nominaciones” (según ellos, nuevamente), sabiendo que hay tantos artistas y tanta música que sí es Reggaetón y que cumple con los requerimientos de calidad sonora, de producción, etc (nuevamente y por tercera vez, según ellos) para ser nominados a esto Premios.

Mis opiniones sobre el tema

Con respecto a la queja de algunos artistas de que “No me nominaron y yo trabajé muy duro“, desde mi punto de vista, no tiene sentido dolerse y molestarse por ellos ya que la Academia no tiene la obligación de nominar a todo el mundo y si ellos bajo algunos análisis y estudios de la música actual, determinaron bajo su propio criterio (que no está mal ni está bien, sólo es un criterio más) que no hay más música urbana o del género del Reggaetón, que sea merecedora de estar allí, están en todo su derecho de no nominarlos.

Reggaetón, un género mundial.

Sin duda la explosión de este género, inicialmente casi exclusivo para América Latina, se dio debido a Justin Bieber y su participación en Despacito. Hecho el cual es curioso porque 2 artistas (de los 3 que hicieron esta éxito musical) y que no son Reggaetoneros hicieron la canción que llevó el Reggaetón como género al mundo entero.

Este hecho facilitó a que el Reggaetón se entendiera como un género no exclusivo para sus intérpretes culturalmente promotores del mismo, sino para cualquier persona que quisiera “pegar” (comercialmente hablando) lo que hizo que la industria musical se volcara de inmediato a hacer a velocidades alarmantes Reggaetón como si no hubiese un mañana, y hecho que a su vez quizá está haciendo (o ya hizo) de este género, el que más música tiene en toda la historia de la música y en el menor tiempo de existencia.

Esto hizo el Reggaetón tuviera una cantidad tan absurda de canciones, que cada vez se hace más difícil hacer un análisis de qué canción es mejor o digna de ganarse algún reconocimiento ya que quizá por la velocidad y la mentalidad con la que se está haciendo esta música, ahora y más que nunca toda está sonando muy parecida entre sí y poco se está notando una evolución o un contenido creativo que haga destacar a alguna de esas canciones sobre las demás, dando como resultado lo que sucedió en esta edición de los Premios Grammy de este año (2019).

Fuente: iPauta.com

¿Qué se puede hacer entonces?

Lo sucedido, sin duda está poniendo sobre la mesa una enseñanza que dentro del descontento, creo que tiene un gran poder y puede incluso llevar a hacer un cambio significativo y muy positivo en el cómo se está haciendo Reggaetón actualmente.

Este género tiene que empezar a bajarle al acelerador, no sólo porque están sacrificando calidad por tener cantidad, sino porque están logrando incluso empezar a saturar y a cansar el público que los ha seguido de toda la vida.

Personalmente y desde hace algún tiempo, y aunque desde siempre he sido fanático del Reggaetón, he empezado a sentir un cansancio auditivo por el Reggaetón, más allá de porque suena igual todo entre sí, es porque en todos lados donde uno vaya y mire hay una publicidad de las cientas de canciones que salen al mes de los cientos de artistas viejos y nuevos que hacen parte de este género y no me mal entiendan, es muy bueno que les esté yendo bien y que estén creciendo, pero el hecho de no controlar esto está haciendo que la mente de los oyentes se llene de tal manera que (esperemos que no) podría terminar en la “deserción” de millones de fanáticos por el argumento cada vez más típico del “Me cansé del exceso de Reggaetón“.


¿Qué hay en este caso para aprender para nuestra vida?

Voy a resumir los puntos que creo que debemos aprender nosotros como personas de todo esto, que no sólo es un problema de géneros y de música, sino que tiene algunas enseñanzas profundas que nos pueden llegar a hacer crecer como seres humanos su las sabemos entender.

  1. Es mejor trabajar por calidad y no tanto por cantidad: Hoy todo nos tira a que el éxito se encuentra en la cantidad y aunque en esa afirmación también hay mucho de cierto, no debemos olvidar que las cosas representativas y lo que queda en la historia realmente son las cosas que tienen un significado, calidad, profundidad de algún tipo, así que piensa cuando vayas a hacer algo… “Si esto llega a ser reconocido por el mundo ¿en realidad es así como quiero que me recuerden? ¿Esto en verdad me describe como profesional?” (Esto aplica para todas las industrias, no sólo la música)
  2. No tener tantas expectativas en cosas que no dependan de ti: Muchos de los artistas decepcionados de todo este cuento, son los que no recibieron su nominación, y bueno es entendible que no estén felices por ello, pero tampoco tiene lógica arruinarse el día, la semana o el mes, por cosas que no están bajo tu control. Si hiciste lo necesario y lo que te competía a ti y las cosas no surgieron como debían de parte de los que en realidad depende el asunto (en este caso, de los jueces de los que hacen las nominaciones en los Grammy), no te estreses, tú cumpliste con tu labor y el hecho de ser o no reconocido o premiado no le quita valor a lo que hiciste.
  3. No trabajar para que te premien y te vean: Encárgate de hacer de tu obra, lo mejor que salga de ti y que el premio sea (como dijo Maluma) el amor de quienes alcanzó a tocar tu obra, sean millones de personas o sean un par de decenas.

Familia, espero que esto les haya gustado y hayan sacado algo bueno de todo esto para ustedes y sus vidas.

Nos leemos en el próximo artículo.

Ányelo Style.